PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h24

Bovespa

+0,26% 110.964

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

-0,65% 4,1220

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Arrestan a una milicia en Río por explotar habitantes de viviendas públicas

08/08/2014 - 13h37

Publicidad

MARCO ANTÔNIO MARTINS
DE RÍO

Una operación de la Policía Civil de Río de Janeiro descubrió que la milicia conocida como Liga de la Justicia, que actúa en la zona oeste de la ciudad, explotaba a 5000 habitantes de seis viviendas públicas del programa social Minha Casa, Minha Vida (Mi Casa, Mi Vida), del gobierno federal.

De acuerdo con la policía, los criminales obligaban a los habitantes a realizar pagos mensuales por servicios como agua, luz, internet y seguridad. Los policías calculan que el total por mes que se llevaba la cuadrilla llegaba a los 450.000 dólares.

Por la tarde de este jueves (7), 21 personas fueron presas en la operación. De ese grupo, 20 tenían mandatos de prisión expedidos por la Justicia.

Otra persona fue detenida por portación de arma. De acuerdo con la policía, integraban el grupo cinco PMs, cuatro ex PMs, un bombero, un policía civil, un agente penitenciario y un militar de Ejército. Los otros 14 serían civiles integrantes de la Liga de la Justicia.

"Las milicias existen hace 20 años y nunca antes habían sido combatidas. Mucho hasta las apoyaban. Hoy es un trabajo difícil, porque hay tentáculos, ramificaciones. Es difícil", dijo el secretario de Seguridad de Río, José Mariano Beltrame.

La operación Tentáculos, como fue llamada, comenzó durante la madrugada del jueves con la participación de 350 policías civiles.

La Draco-IE (Comisaría de Represión a las Acciones Criminales Organizadas y de Procedimientos Policiales), que coordinó la acción, contó con el apoyo de la Subsecretaría de Inteligencia, de la PM y del Sistema Penitenciario de Río.

De acuerdo con el delegado Alexandre Capote, de la Draco, la milicia esperaba la ocupación de los inmóviles para luego hacer el abordaje del nuevo vecino.

En ese momento le ofrecía a la persona una serie de "servicios" y quien se negaba a pagar era agredido o muerto frente al resto de los habitantes.

También, de acuerdo con la policía, algunos eran expulsados de los departamentos. La policía no reveló cuántos habitantes tuvieron que dejar sus casas o fueron asesinados.

"Ellos tuvieron la osadía de quedarse con el inmueble y vender los departamentos por hasta US$ 18.000. Los compradores actuaban de buena fe y creían estar haciendo un gran negocio sin imaginar la situación que iban a encontrar", afirmó Capote.

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar