Una decisión al final del Gobierno de Temer provoca el desabastecimiento de medicamentos contra tumores raros

Sin previo aviso, la responsabilidad de la compra de los medicamentos fue transferida a los hospitales públicos

Cláudia Collucci
São Paulo

Al final del gobierno de Michel Temer (MDB), el Ministerio de Sanidad de Brasil dejó de importar un medicamento esencial para el tratamiento de cinco tumores raros que afectan más a los niños y transfirió, sin previo aviso, la responsabilidad de la adquisición a los hospitales oncológicos del Sistema Único de Salud. No hay sustituto equivalente en el mercado nacional.

Sin tiempo hábil o sin recursos para una compra de emergencia, algunos hospitales ya enfrentan la falta de suministros del quimioterápico actinomicina-D, y al menos 5.000 pacientes pueden verse obligados a interrumpir sus tratamientos.

Un niño con cáncer en un hospital oncológico - Na Lata

El oficio del Ministerio estado fechado el 7 de diciembre, pero, con motivos de las fiestas de fin de año y del cambio de los gobiernos estatales, muchas instituciones sólo conocieron la decisión a principios de este mes.

Según Leonardo Vilela, presidente del Conass (Consejo Nacional de los Secretarios Estaduales de Salud), el abrupto cambio no permite que los hospitales, especialmente los públicos, hagan la reposición inmediata.

En diciembre, el día 20, Vilela envió un oficio al Ministerio de Sanidad sugiriendo que la cartera estableciera un cronograma de transición, no obstante, no obtuvo respuesta ni por parte de la gestión anterior ni de la actual.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original