El gobierno brasileño participa en una reunión de negacionistas del cambio climático

Un telegrama informa sobre la primera participación del país en un encuentro con algunos de los críticos más famosos del calentamiento global

Patrícia Campos Mello
São Paulo

Por primera vez, el gobierno brasileño ha enviado a representantes diplomáticos a una reunión de negacionistas del cambio climático en Estados Unidos.

En un telegrama, firmado por el Encargado de Negocios de la Embajada de Brasil en Washington, Nestor Forster, un diplomático informa que asistió a una reunión de la 13a Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático, organizada por The Heartland Institute el 25 de julio. El instituto aboga por políticas libertarias y reúne a los principales partidarios de la tesis de que el estado no debe actuar para mitigar los efectos del calentamiento global.

Según el telegrama al que ha tenido acceso Folha, algunos de los más grandes negacionistas del clima acudieron a la Conferencia: “el científico y exasistente de la ex primera ministra Margaret Thatcher, Lord Cristopher Monckton; el científico hidrólogo Jay Lehr; y el excientífico y asesor climático de la Casa Blanca, Myron Ebell ".

El canciller brasileño, Ernesto de Araujo (Photo by MAURO PIMENTEL / AFP) - AFP

Estimado, Itamaraty dijo: "Está en la naturaleza del trabajo diplomático informar, representar y negociar. Para cumplir con su deber de informar, los diplomáticos siguen de cerca constantemente desde sus puestos en el extranjero, las discusiones mantenidas en la academia, los centros de estudios y órganos de la prensa y formadores de opinión".

En el evento se presentó un video  del científico climatólogo Timothy Ball, autor del libro "El calentamiento global causado por los humanos: el mayor engaño de la historia", muy influyente en el gobierno de Estados Unidos sobre el clima".

El canciller Ernesto Araújo ya ha manifestado su escepticismo sobre el calentamiento global. Según él, hay errores en la medición de las temperaturas y es "necesario un debate abierto y no ideológico sobre este asunto".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original