Angra dos Reis rechaza la idea de crear un 'Cancún brasileño'

Se trata de la Estación Ecológica Tamoios (Esec), un área federal de protección ambiental desde 1990

Júlia Barbon

Los cientos de barcos amarrados que llegan diariamente a las costas de Angra dos Reis casi nos hacen olvidar que, a pocos kilómetros de distancia, todavía hay 29 pequeñas islas paradisíacas prácticamente vírgenes.

Se trata de la Estación Ecológica Tamoios (Esec), área federal de protección ambiental desde 1990, y ahora objeto del deseo del presidente Jair Bolsonaro, que defiende el fin de las restricciones para crear lo que él ha llama  "Cancún brasileño".

ANGRA DOS REIS/ RJ, BRASIL, 26-07-2019: Mambucaba en Angra, la Cancún brasileña deseada por Bolsonaro. (Foto: Zanone Fraissat/Folhapress, COTIDIANO)

La comparación con Cancún no tiene sentido para quienes conocen la región debido a las características físicas de la bahía. La ciudad mexicana es famosa por su animada vida nocturna y los resorts 'todo-incluido' que dominan sus extensas playas de agua clara.

“Son extremadamente distintos. Cancún es llano, ya Angra tiene una parcela de tierra estrecha y densamente ocupada, y no se pueden construir edificios. La gente viene justamente porque no se parece a Cancún”, dice José Augusto Morelli, un exinspector del Ibama que multó a Bolsonaro por pesca ilegal en 2012.

Angra vive otro problema desde los últimos años: el dominio de las facciones criminales en las favelas. La violencia no azota las zonas turísticas, explica João Willy, presidente de TurisAngra, pero termina asustando al visitante. "La violencia de la capital de Río, que es nuestra principal puerta de entrada, ya nos está dando problemas". Este año, los índices volvieron a caer después de una serie de operaciones del gobierno estatal y del gobierno local.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original