Tras declarar que se iba a dejar de incinerar la maquinaria usada por la minería ilegal, jefe del Ibama es despedido

El coronel de la policía militar llevaba semanas en el cargo

Gustavo Uribe Rubens Valente
Brasília

El gobierno de Jair Bolsonaro despidió el martes por la tarde (10) al nuevo superintendente regional del Ibama (Instituto Brasileño de Medio Ambiente) en Pará, el coronel de la policía militar Evandro Cunha dos Santos.

El despido, firmado por el Ministro Ricardo Salles (Medio Ambiente), se publicará en la edición del miércoles (11) de la Gaceta Oficial Federal.

Evandro Cunha dos Santos en Altamira (PA) - Reprodução

En una audiencia pública el lunes (9), el coronel dijo que recibió la orden de interrumpir la incineración de vehículos incautados por la inspección de la agencia federal por incurrir en delitos ambientales en la Amazonia.

Para los inspectores del Ibama, el discurso de Santos puso en peligro a los empleados de la agencia que actualmente trabajan en el municipio de Altamira, líder nacional tanto en deforestación como en focos de incendios.

Desde el día 27, la agencia ambiental embargó casi 20 mil hectáreas en la zona, principalmente en las tierras indígenas de Ituna / Itatá.

Las declaraciones de Santos causaron una fuerte reacción en el seno de la cúpula del Ibama en Brasilia. Este martes (10), la coordinación general de supervisión ambiental envió una carta a la Dirección de Protección Ambiental de la propia agencia para advertir que la declaración  "aumentó la crispación  y puso en peligro a los agentes en la región de Altamira, impactando directamente en las operaciones que se están llevando a cabo en la región, de forma conjunta con el Ejército de Brasil, la Policía Federal, la Fuerza Nacional de Seguridad Pública y otras instituciones desde el 27 de agosto ".

La coordinación del Ibama también informó en su carta que la destrucción del equipo utilizado en delitos ambientales está avalada por un decreto de 2008.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original