El queernejo y los vaqueros que reivindican su lugar en el mercado de la música

Los artistas LGBT se afianzan en el 'country' brasileño, pero sufren la resistencia de un mercado aún conservador y asociado al bolsonarismo

Pedro Martins

En la adolescencia, según cuentan, lo único que querían era alejarse del sertanejo [un tipo de música country brasileña], considerado heteronormativo. Buscaron refugio en el pop de divas como Lady Gaga, que vociferan a los cuatro vientos que da igual el sexo de la persona a la que amas, "porque naciste así" y "Dios no se equivoca".

Y sieguiendo estos principios, los cantantes Gabeu y Alice Marcone: él, un hombre gay, y ella, una mujer trans, junto a otros siete artistas, crearon el queernejo, inspirado en el término inglés utilizado para definir a quienes no encajan en los roles de género y sexualidad impuestos al nacer.

homem branco com roupas de caubói estilizadas
El cantante de queernejo Gabeu - Silas H./Divulgação

El grupo busca apropiarse de las modas de viola, reutilizando armonías y ritmos, al mismo tiempo que agrega pop y "hace alarde de su pluma", en palabras de Marcone.

Sin embargo, traer diversidad al sertanejo no ha sido tarea fácil. Aunque surgió de manera prometedora, el movimiento se estancó. Hace falta inversión, de acuerdo con Marcone, de 26 años, quien se licenció como psicólogo antes de embarcarse en el mundo de la música.

Además, "las grandes figuras del sertanejo están relacionadas con el "bolsonarismo" y eso aleja al género de los LGBT, que apuestan por una cultura cosmopolita, donde encuentran la libertad incluso para manifestar su sexualidad", dice el sociólogo Wellthon Leal.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original