PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h18

Bovespa

+1,11% 112.200

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

-0,67% 4,0940

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

La crisis entre Rusia, Estados Unidos y la UE beneficia las ventas de carne brasileña

07/08/2014 - 14h31

Publicidad

MAURO ZAFALON
COLUMNISTA DE FOLHA
TATIANA FREITAS
DE SÃO PAULO

La crisis política entre Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea (UE) va a favorecer las exportaciones de carnes de Brasil. Sólo en pollo, el país va a poder adicionar cerca de US$ 300 millones a sus ingresos.

Este miércoles (6), los rusos suspendieron la importación de materias primas de países que decidieron sancionar al país por causa del conflicto en el este de Ucrania. La medida, "adoptada para proteger los intereses nacionales", según el gobierno ruso, es válida por un año.

Más tarde, el servicio sanitario ruso amplió de 30 a 80, aproximadamente, el número de frigoríficos brasileños autorizados a exportar carne bovina, de cerdo y de pollo al país.

Eso muestra la intención del gobierno de sustituir las importaciones de los países con los que está en crisis por las brasileñas.

Ese escenario comenzó a ser diseñado en París, hace dos meses, cuando el representante ruso de defensa agropecuaria, Dankert Sergey, dijo al ministro de Agricultura, Neri Geller, que Rusia tendría una necesidad urgente de carnes y que le daría un trato especial a Brasil.

OPORTUNIDADES

La mayor oportunidad para Brasil se encuentra en la carne de pollo. El país podría aumentar sus exportaciones de las actuales 60.000 toneladas a 210.000 en un año, al ocupar parte del espacio dejado por Estados Unidos.

También podría ganar terrero sobre las exportaciones de la UE, estimadas en 40.000 toneladas.

En caso de que Brasil consiga vender ese volumen adicional de 150.000 toneladas, agregaría US$ 300 millones a ganancia a la balanza comercial.

En 2013, Brasil exportó 3,9 millones de toneladas de aves por un valor de US$ 8000 millones. A Rusia fueron 60.000 toneladas.

En el caso de la carne de cerdo, los productores no van a poder responder inmediatamente al apetito ruso porque la demanda y producción están ajustadas internamente.

Uno de los motivos de la falta de producto son los mismos rusos, que tienen una relación de altos y bajos con los exportadores brasileños.

Es frecuente la reducción en el número frigoríficos habilitados para la exportación a Rusia, lo que acaba desestimulando el aumento de la producción brasileña.

El último gran embargo a la carne de cerdo brasileña ocurrió a mediados de 2011. Frente a tantas barreras, el sector ahora quiere diversificar todavía más los mercados para no quedar dependiendo de pocos.

Para la carne bovina, que tiene a Rusia como uno de sus principales importadores, la buena noticia es la apertura del mercado de menudos.

La necesidad rusa podrá, también, provocar un aumento de precios, robando el espacio de mercados que pagan menos, incluso el del consumidor brasileño.

Como la medida rusa ocurre en un contexto de baja demanda, parte de la producción puede ser direccionada fuera del país, presionando todavía más los precios internos.

Colaboró LEANDRO COLON, en Londres

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Fabio Melo/Folhapress
La crisis política entre Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea va a favorecer las exportaciones de carnes de Brasil
La crisis política entre Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea va a favorecer las exportaciones de carnes de Brasil

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar