PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

12h06

Bovespa

-0,59% 129.377

16h43

Oro

0,00% 117

12h17

Dólar

+0,03% 4,9728

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

El acierto de Dilma

27/11/2013 - 11h03

Publicidad

FERNANDO RODRIGUES
DE BRASILIA

La prisión de los condenados por el escándalo del mensalão terminó opacando la buena noticia que significó un veto presidencial reciente.

Hace menos de dos semanas, la presidenta Dilma Rousseff tomó una decisión valiente. Vetó por completo una ley que pretendía reglamentar la creación de nuevas ciudades en Brasil.

El veto de Dilma fue a favor del país y contra los políticos. Lo más fácil hubiera sido resignarse. Esconderse detrás del discurso según el cual "el Congreso es soberano". Decenas de miles de políticos hubiesen estado agradecidos.

Brasil tiene hoy 5569 ciudades y Brasilia (que no es ciudad ni Estado, sino solo una anomalía en forma de error histórico irreparable). Si la ley aprobada por diputados y senadores fuera sancionada, 269 municipios serían creados irreparablemente. Es rarísimo que una ciudad fallida vuelva a ser un barrio del municipio de origen.

La fiesta costaría miles de millones de reales. Esas 269 ciudades podrían tener un promedio de 10 concejales cada una (el número varía conforme al tamaño del distrito).

Serían así 2690 nuevos empleos que ocasionan poco o ningún trabajo. Sin contar los alcaldes, vicealcaldes, secretarias, choferes, asesores, presupuesto para el gabinete, entre otras cosas. Y, lo principal: el sueldo de cada uno de ellos.

En algunos países, las ciudades pequeñas no pagan honorarios para sus legisladores. En Estados Unidos, varias Asambleas Legislativas ni siquiera remuneran a sus diputados.

La costumbre en Brasil de dar un dinero para ese grupo se incrementó durante la dictadura militar -que necesitaba fidelizar políticos-. Y la democracia abrazó esa práctica poco honesta con fervor. Se multiplicaron las ciudades. En 1980 había 3992 municipios en el país, ahora son 5569.

Lo más cómodo para Dilma hubiera sido sancionar la ley de las ciudades. Disfrutaría así de miles de nuevas simpatías electorales, todas remuneradas con el dinero de los impuestos de los contribuyentes.

Dilma tomó una decisión antipopulista. Es raro. Merece un registro.

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Pedro Ladeira/Folhapress
Dilma Rousseff vetó por completo una ley que pretendía reglamentar la creación de nuevas ciudades en Brasil
Dilma Rousseff vetó por completo una ley que pretendía reglamentar la creación de nuevas ciudades en Brasil

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar