PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

17h34

Bovespa

-0,70% 129.323

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

+0,80% 4,9925

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Asilo para Snowden

26/12/2013 - 13h55

Publicidad

HÉLIO SCHWARTSMAN
helio@uol.com.br

Lo ideal para el gobierno de Dilma Rousseff sería que Edward Snowden no pidiera asilo en Brasil. Fue ese el mensaje que la presidenta intentó pasar cuando, valiéndose de un tono incluso ríspido, comentó el caso la semana pasada.

El problema es que todo indica que Snowden va a terminar haciendo un pedido formal de asilo, lo que exigirá una respuesta formal de parte del gobierno.

En un cálculo que solo considerase los intereses inmediatos del país, no habría razón para darle refugio.

Aquello que el ex técnico de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) tendría en concreto para ofrecer: informaciones sobre el alcance del espionaje norteamericano, él ya las dio sin exigir nada a cambio, y la concesión de asilo generaría malestar con Washington.

En la mejor de las hipótesis, haría aún más tensas las relaciones diplomáticas, y en el peor de los casos, podría acarrear prejuicios comerciales y estratégicos debido a las represalias que el gobierno de Barack Obama decidiera imponerle a Brasil.

No pienso, sin embargo, que este caso deba ser analizado de forma exclusivamente pragmática. Estamos también delante de una cuestión moral y, sobre este punto de vista, la realidad viene encargándose de mostrar que Snowden está del lado correcto.

Aunque tenga infringido leyes norteamericanas (lo que no es un problema de Brasil), él prestó un inequívoco servicio a gobiernos de todo el mundo y a los ciudadanos de Estados Unidos al revelar que el nivel de intromisión de la NSA superó no solo los parámetros usuales del espionaje como también los límites impuestos por la Constitución americana.

Se van acumulando las señales de que la política de recolección y almacenamiento de datos será, por lo menos, parcialmente revisada.

Y, en caso de que aquello que Snowden hizo sea positivo tanto desde el punto de vista de los principios como de las consecuencias, sería ridículo castigarlo con una enorme pena de prisión, que es lo que le espera si termina en Estados Unidos.

Soy de la opinión de que, si él lo pidiera, el asilo debe ser concedido. Fue la Casa Blanca, al final, quien hizo lo que no debía.

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar