PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

17h32

Bovespa

-0,55% 128.463

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

-0,14% 4,9469

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Opinión: La relación entre China y América Latina todavía está guiada por los intereses de Pekín

13/01/2015 - 14h46

Publicidad

MARCOS CARAMURU PAIVA
COLUMNISTA DE FOLHA

Hace aproximadamente una década, cuando China comenzó a mirar al mundo con ojos de potencia inversora, su interés por América Latina se circunscribía a la agricultura y minería.

El objetivo: garantizar, a largo plazo y a precios -tanto como fuera posible- bajo su control, la provisión de ítems esenciales para su desarrollo. Además de garantizar mercados para sus productos, naturalmente.

El abastecimiento de commodities será siempre crucial, pero China tiene hoy una estrategia económica mucho más compleja.

Sus empresas pasaron a formular planes robustos para asegurar la presencia en el exterior.

El resultado: las inversiones directas de los chinos en 2015 deberán exceder, por primera vez, el flujo de inversiones directas extranjeras en China, que sumaron US$ 89.000 millones hasta noviembre del año pasado.

En particular, los chinos vinieron desarrollando servicios de ingeniería, particularmente en el sector ferroviario, en el cual China adquirió una experiencia inigualable.

Hace no mucho tiempo, quien conversara con empresas chinas escuchaba una expresión de desánimo sobre la perspectiva de invertir en América Latina. Ahora, no hay entusiasmo, pero el clima es diferente.

En el sector ferroviario, los chinos descubrieron oportunidades, entraron en los metros de ciudades pobladas -como Río y Buenos Aires- comenzaron a entender mejor los modelos de participación público-privada e iniciaron asociaciones con empresas locales.

Hay algunos tropiezos en el camino que son inevitables. En México, por ejemplo, la China Railway Construction (CRC) ganó una licitación de US$ 3700 millones para construir un tren bala que fue, en seguida, anulada. Pero será reabierta en enero y la CRC ya declaró que va a participar.

El futuro de la cooperación económica entre China y América Latina está en el sector financiero.

Por el momento, se limita a préstamos de gobierno a gobierno, en condiciones favorables, como lo arreglado la semana pasada con Ecuador (30 años de plazo y un 2% de intereses anuales) y generalmente vinculados al comercio.

Los fondos privados y los inversores institucionales solo pueden invertir en el exterior con cuotas que les son atribuidas individualmente, desconocen la región y tienden a concentrarse en Hong Kong y mercados asiáticos.

Llevará un tiempo que eso cambie, pero ese cambio va a ocurrir.

La cuestión central de la relación entre China y América Latina es que se encuentra fundamentalmente pautada por los intereses chinos que por la visión latinoamericana. Y hay más relaciones con gobiernos que con el sector privado lo que, por sí solo, le garantiza una ventaja a los chinos.

Para diversos países eso no es un problema. Pero, para Brasil, que tiene un sector privado dinámico y es la mayor economía de la región, la ecuación es menos favorable. Brasil tiene que tomar más protagonismo.

Hizo bien el ministro de Relaciones Exteriores Mauro Vieira en volar a Pekín la semana pasada, pocos días después de su asunción, para participar del encuentro entre China y América Latina.

Parte del papel de la Cancillería será también hacer que Brasil comprenda mejor a China, no dejar que las oportunidades pasen e innovar en las asociaciones regionales ya que, como mínimo, los chinos disponen de lo que más hace falta en la región y en el propio Brasil: capital.

MARCOS CARAMURU PAIVA, diplomático, es socio y gestor de KEMU Consultoría, con sede en Shanghái, y vive desde hace ocho años en el Este Asiático. Fue cónsul general de Brasil en Shanghái, embajador en Malasia, secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Hacienda y director-ejecutivo del Banco Mundial, en Washington.

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar