PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

17h33

Bovespa

+0,09% 130.156

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

+0,29% 4,9524

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Dos surfistas

28/04/2015 - 15h04

Publicidad

NIZAN GUANAES
COLUMNISTA DE FOLHA

En la lista de las cien personas más influyentes del mundo, la revista estadounidense "Time" colocó a dos brasileños: el surfista Gabriel Medina y el megaempresario y exsurfista Jorge Paulo Lemann.

Es interesante que los dos brasileños de la lista sean surfistas, porque la vida en Brasil y en América Latina no es un lago. Está llena de corrientes, grandes y pequeñas, y de olas enormes.

El ambiente de negocios aquí es como surfear. O surfeamos una ola de oportunidades o enfrentamos un mar embravecido que se derrumba sobre nosotros.

Quien leyó el libro "Sueño Grande", de Cristiane Correa, sobre los 3G, puede ver que Jorge Paulo Lemann, Beto Sicupira y Marcel Telles citan siempre al mar, y utilizan la sabiduría de pescador o surfista para el ambiente de los negocios.

El mar enseña tanto que Carl Icahn, uno de los más grandes inversores estadounidenses, al escribir el perfil de Lemann para la lista de la revista "Time", lo definió como una de las cuatro o cinco personas más inteligentes de Wall Street.

Los cambios de marea en Brasil y América Latina es un motivo de pavor para los extranjeros. Nosotros, que vivimos aquí, desconfiamos de la bonanza, pero tampoco nos asustamos tanto como ellos cuando las olas turbulentas de la economía vienen a quebrantarnos.

Desde 1985 a 1994, Brasil tuvo nada menos que doce ministros de Hacienda y siete planes económicos.

Todas las dificultades y equivocaciones de aquellos años turbulentos forjaron un ADN empresarial com enorme capacidad de resistir e innovar, de enfrentar adversidades y encontrar soluciones. Esa capacidad es justamente uno de los aspectos más sofisticados de nuestra economía y de nuestro mercado.

Como cualquier empresario brasileño, ya sufrí varios tumbos, pero también aprendí a ser un poco Gabriel Medina en mis negocios. A subir de nuevo a la tabla, enfrentar de nuevo el escollo y surfear la próxima ola.

En una crisis, la solución no es quejarse o quedarse parado, la solución es buscar salidas. Además, cantidad de presidentes-ejecutivos y líderes empresariales que son surfistas en Brasil es enorme, como Marcello Serpa, uno de los principales creativos y uno de los grandes empresarios de propaganda; Oskar Metsavaht, uno de los más grandes empresarios de moda brasileña; Fernando Madeira, presidente-ejecutivo de Wallmart.com para Estados Unidos y América Latina; Marcio Santoro, co-presidente de la agencia Africa, solo para citar unos ejemplos.

Surf, como se dice hoy en día, es el nuevo golf. Yo no soy surfista, soy empresario y publicitario, pero imagino que con el mar los presidentes-ejecutivos tengan que aprender muchas cosas. Paciencia en esperar el viento, entender las señales de la natureza, tener sentido de timing, levantarse después de una caída, controlar las emociones, controlar el coraje y el miedo. Porque exceso de coraje y exceso de miedo son fatales en el ambiente de negocios en que vivimos.

Este país, repito, no es un lago. Aquí tenemos una bahía empresarial con olas a favor y olas en contra, sobre las que necesitamos maniobrar com mucha razón y sensibilidad. Por eso, nosotros, brasileños, con o sin tabla, somos todos surfistas.

Traducido por ESTEBAN NIETO

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar