PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

17h33

Bovespa

+0,09% 130.156

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

+0,29% 4,9524

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Opinión: El sector inmobiliario, en crisis

13/05/2015 - 14h39

Publicidad

VINICIUS TORRES FREIRE
COLUMNISTA DE FOLHA

Parece que se terminó el dinero para financiar inmuebles a tasas de interés bajas, reguladas por el gobierno. Se trata del dinero que viene de los depósitos de las cuentas de ahorro y de los fondos por desempleo (FGTS). Por lo menos, el dinero en la Caixa Econômica Federal, que tiene dos tercios de las hipotecas, se agotó o está muy cerca de eso.

Era obvio que este momento iba a llegar. Las hipotecas con tasas de interés de un máximo de 12% (dinero provenientes de las cuentas de ahorro) y mucho menos que eso (del FGTS) dependen principalmente del crecimiento de las cuentas de ahorro y, en menor medida, del FGTS (aunque cada vez más).

Desde diciembre de 2014, el total de depósitos de las cuentas de ahorro viene bajando, en términos reales (descontada la inflación, en la comparación con el mismo mes del año anterior). No obstante, el número de hipotecas sigue creciendo.

Desde 2007, cuando los recursos sobraban, el total del crédito destinado al sector inmobiliario que era regulado por el gobierno creció 12 veces, mientras que los depósitos en cuentas de ahorro lo hicieron 3,4 veces.

Los empresarios del sector de la construcción, de la venta y del crédito están avisando, por lo menos desde 2011, que la fuente de recursos se iba a agotar, que era necesario incrementar las normas financieras para el sector, para permitir la creación de nuevos modos de captar dinero para el financiamiento.

De hecho, todo el sistema de financiación de la vivienda, fondos de desempleo (FGTS) y cuentas de ahorro tenía que ser repensado. Es parte de un sistema viejo que tiene más de cincuenta años, inventado en un contexto de una economía primitiva, cuando no había mercado financiero o Banco Central.

En resumen, el acceso a las hipotecas será más caro y difícil. El problema será controlar los estragos a corto plazo, los efectos secundarios de la crisis de la construcción, un sector que ya sufre el enfriamiento de la economía.

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar