"Una mujer negra recibe un disparo o es detenida cuando alza la voz", dice activista ocupa puesta en libertad

Acusada de extorsión, Preta Ferreira pasó más de 100 días bajo custodia

Paulo Gomes Marlene Bergamo
São Paulo

"Nadie ocupa porque quiere, ocupa por necesidad", gritó la actriz y cantante Preta Ferreira al salir de la penitenciaría femenina de Santana, en la región norte de São Paulo, el jueves (10). "Soy inocente".

Una de las coordinadoras del MSTC (Movimiento de personas sin hogar del Centro), Janice Ferreira Silva, alias Preta, estuvo 108 días en prisión. Cuatro días después de la concesión de un hábeas corpus y de ser puesta en libertad, ella y su madre, Carmen da Silva Ferreira, hablaron con Folha sobre el movimiento, sus vínculos, actuaciones, acusaciones y arresto.

Preta Ferreira, líder del MSTC. Foto Marlene Bergamo/Folhapress. 017 - SELENE 576274

Preta, de 35 años, y Carmen, de 59, niegan prácticas delictivas durante su activismo por el derecho a la vivienda digna, garantizado por la Constitución.

Las dos, junto a otros activistas, se sentarán en el banquillo de los acusados tras una denuncia del fiscal Cássio Conserino, quien utiliza casos notorios de conductas delictivas en edificios ocupados para concluir que la práctica es algo común.

La denuncia acusa a los movimientos de ocupación del centro de São Paulo de pertenencia a una organización delictiva que se dedicaba a cobrar alquileres bajo amenazas, y forzar a personas a participar en manifestaciones a favor del PT. Asimismo, alega que el grupo mantiene lazos con la facción criminal PCC.

La denuncia puso fin  a una investigación policial que comenzó con una acusación anónima de extorsión por parte residentes del edificio Wilton Paes de Almeida, que se vino abajo en el centro de São Paulo después de que las llamas de un incendio devorasen la estructura del inmueble, el día 1 de mayo de 2018, dejando un saldo de siete muertos. El edificio abandonado era ocupado por otro movimiento de personas sin hogar, el MLSM.

En junio, debido a la denuncia, Preta y su hermano, Sidney, pasaron a disposición judicial y fueron detenidos de forma provisional y después,  preventivamente. En agosto, el Tribunal solicitó el arresto de la madre, que no opuso resistencia. A principios de octubre, la señora obtuvo el hábeas corpus.

Absuelta dos veces en un proceso similar, Carmen es una referencia como líder de ocupaciones en la capital del Estado. El modelo del MSTC en lugares como el antiguo Cambridge Hotel o la Ocupación del 9 de Julio adquirió protagonismo recientemente en la Bienal de Arquitectura de Chicago.

“Como soy negra, del noreste, ¿no puedo pertenecer a São Paulo? ¿Los indígenas no pueden pertenecer a São Paulo? ¿La quilombola? ¿El movimiento LGBT? Mis derechos y deberes los ejerzo aquí ”, dice. "No somos una minoría, somos aminorados".

Hija de militar y de una empleada doméstica, Carmen nació en Bahía, se casó a los 17 años y, para poner fin a una rutina de abusos, llegó a São Paulo a los 32, dejando a sus ocho hijos con su padre.

En paro, vivía en la calle. Y fue en un albergue donde conoció a miembros de movimientos de viviendas. “Fue la primera organización popular en la que participé. La vivienda es un pilar de la lucha por otros derechos ”.

Fundado en 2000, dice que busca pertenecer a la ciudad a través de la organización MSTC.

Aunque el movimiento de ocupación comienza con un acto ilegal, que es invadiendo un lugar, la primera denuncia abre un camino legal, entre documentos provisionales y decisiones judiciales, explica.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original