Doria suspende a los 38 policías que participaron en la operación del baile funk de Paraisópolis

La actuación policial dejó 9 muertos; 6 de los agentes ya habían sido suspendidos

Artur Rodrigues Rogério Pagnan
São Paulo

El gobernador João Doria (PSDB) decidió despedir a 38 agentes de la policía militar que participaron en la operación en un baile funk que acabó con la vida de nueve personas en el barrio de Paraisópolis, en el sur de São Paulo.

La decisión responde a una demanda de los familiares de las víctimas solicitada durante una reunión en el Palacio de Bandeirantes el lunes por la noche (9). Doria ordenó al secretario de Seguridad Pública, el general João Camilo Campos, que se aceptase el pedido.

Seis efectivos de la Policía Militar, de los 38 anunciados ahora, ya habían sido retirados de los servicios operativos la semana pasada como resultado de sus actuaciones. Ahora se sumarán a la suspensión otros 32.

"La suspensión es una cuestión de respeto. No suspenderemos a seis si hay 38 involucrados", dijo María Cristina Quirino, madre de Denis Henrique, de 16 años, que murió durante la estampida.

Vecinos de Paraisópolis protestan por la operación policial. Foto: Renato Fontes/Folhapress

Los familiares de las víctimas y los sobrevivientes acusan a la Policía Militar de acorralar a los asistentes para después  agredirlos. Los videos que circularon tras la tragedia muestran escenas de agresión policial y la estampida de jóvenes que trataban de huir.

Los PM afirman que estaban persiguiendo a unos sospechosos en una motocicleta. Según los agentes, los sospechosos entraron en el evento para ocultarse entre la jultitud y dispararon a los agentes de policía, causando una avalancha.

“La reunión se celebró con el fin de escuchar a las familias, mostrar la actitud del Estado, lo que estamos haciendo y tenemos la intención de hacer. La palabra principal de la reunión fue respeto, transparencia y las medidas que el Estado debe tomar. Los pasos a seguir ahora buscarán la transparencia, el respeto por el dolor de las familias y los programas que satisfarán las necesidades de las comunidades", dijo la fiscal General del Estado, Lia Porto Corona.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original