La Secretaría de Gobierno supervisará a ONGs y organizaciones internacionales

Para el movimiento indígena, la iniciativa, inexistente en gobiernos anteriores, busca debilitar a sus colaboradores

Fabiano Maisonnave
Manaus

El gobierno Jair Bolsonaro (PSL) incluyó entre las atribuciones de la Secretaría de Gobierno el monitoreo y la coordinación de ONGs y de organismos internacionales.

De acuerdo con la medida provisional (MP) 870, corresponde a la Secretaría de Gobierno "supervisar, coordinar, monitorear y seguir de cerca las actividades y las acciones de los organismos internacionales y de las organizaciones no gubernamentales en el territorio nacional".

A través de Twitter, el miércoles (2), Bolsonaro acusó a ONGs de explotar y manipular indígenas y quilombolas, sin presentar evidencias.

General Carlos Alberto dos Santos Cruz- Secretaría del Gobierno - AFP

"Si el propósito de la medida fuera facilitar una relación constructiva entre grupos internacionales de la sociedad civil y el gobierno en su más alto nivel, sería bienvenida la medida", afirma José Miguel Vivanco, director de la división de Américas de Human Rights Watch. "Sin embargo, llama la atención el uso de los términos 'supervisar' y 'monitorear', que sugieren una falta fundamental de comprensión del papel independiente que estas entidades desempeñan en cualquier sociedad abierta y democrática”.

Para el movimiento indígena, la iniciativa, inexistente en los gobiernos anteriores, busca debilitar a sus colaboradores.

Dinamam Tuxá, coordinador ejecutivo de Apib (Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil), dice que, además de vaciar la Funai (Fundación Nacional del Indio), transfiriendo la asignación de demarcación al Ministerio de Agricultura, Bolsonaro “está atacando a los que actúan en defensa de los pueblos indígena".

La cartera de Agricultura está comandada por la líder del sector agroindustrial Tereza Cristina, que negó que con las nuevas políticas se debilite la cuestión indígena.

"Estamos muy contentos de saber que el gobierno va a seguir de cerca a las ONG", ironiza Nilo D'Ávila, director de Campañas de Greenpeace Brasil. "Así va a poder tomar medidas rápidamente sobre las denuncias de usurpación de tierra, deforestación ilegal, explotación ilegal de madera, fraudes en licenciamiento y otros absurdos denunciados por las ONG”.

El periódico intentó entrar en contacto con el general Santos Cruz vía celular y WhatsApp, pero no obtuvo respuesta.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original