Moro ironiza, ataca y la sesión en la Cámara acaba en gresca

El ministro califica la filtración de "escándalo fake" y es llamado "juez ladrón" por un diputado

Thais Arbex Danielle Brant
Brasília

Protegido por miembros de la base gubernamental, el ministro Sergio Moro (Justicia) testificó el martes ante la Cámara de los Diputados. La sesión estuvo marcada por las ironías vertidas por el exjuez ante las preguntas de la oposición y el intercambio de ataques con los parlamentarios que cuestionaron su supuesto talante  reflejado en los mensajes filtrados de miembros de la  Lava Jato y publicados por em medio digital  The Intercept Brasil.

Dos semanas después de hablar durante casi nueve horas en el Senado, Moro estuvo más de siete en la Cámara de Representantes para hablar con los diputados sobre el intercambio de mensajes con el fiscal Deltan Dallagnol que fueron filtrados. La audiencia fue pospuesta cuando se desató una discusión salida de tono entre legisladores. Una gresca que comenzó cuando el ministro fue llamado de "juez ladrón" por un diputado de la oposición.

El ministro de Justicia, Sérgio Moro, durante la sesión en la Cámara. (Foto: Pedro Ladeira/Folhapress, PODER) - Folhapress

Durante la sesión, los diputados del PSL, el partido del presidente Jair Bolsonaro, actuaron para evitar lo que calificaron de "pelotón de fusilamiento" contra el ministro, que en ningún momento se sintió intimidado y salió dispuesto a  atacar.

En la audiencia conjunta de los comités de Constitución y Justicia, Trabajo y Derechos Humanos, Moro dijo que los parlamentarios podrían "mantener su inmunidad parlamentaria", que la publicación  de sus conversaciones es "una cuestión político-partidista” y criticó al Colegio de Abogados de Brasil y al medio de comunicación The Intercept en varias ocasiones, recurriendo a la ironía, eso sí.

La sesión se suspendió alrededor de las 21h30  después de la trifulca entre los políticos. El ministro fue llamado de "juez ladrón" por Glauber Braga (PSOL-RJ), lo que provocó la reacción de los parlamentarios del partido del Gobierno.

"La población brasileña no aceptará como un hecho consumado a un juez corrupto y ladrón que ha ganado una recompensa por hacer sufrir a la democracia brasileña. Eso es lo que eres: un juez que se ha corrompido a sí mismo y, a pesar de los gritos, un juez ladrón", dijo Braga.

Después de salir de la audiencia, Moro criticó a Braga. "Vine aquí para dar explicaciones, creo que sí, respondí", dijo. "Al final, desafortunadamente, un diputado absolutamente incapaz, que no mantiene el decoro parlamentario, cometió una agresión, unas ofensas que son inaceptables, y desafortunadamente tuvo que darse la sesión por finalizada".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original