Las comparsas del carnaval de Río llegan a un acuerdo y cortejos como la Orquestra Voladora podrán salir a la calle

A dos días del Carnaval, la inédita exigencia de un certificado policial amenazó los desfiles

Anna Virginia Balloussier Júlia Barbon
Rio de Janeiro

La Policía Militar de Río de Janeiro y representantes de las comparsas de carnaval de calle llegaron a un acuerdo que permite la celebración de los cortejos tradicionales como Simpatia É Quase Amor, Carmelitas, Orquestra Voadora y Céu na Terra. 

A dos días del comienzo del Carnaval, peligraron los desfiles tras la inédita exigencia de un certificado policial para obtener el permiso de salida. 

La policía dijo el jueves que finalmente dará el documento conocido como "nada que oponer" a las comparsas mencionadas, según cuenta Rita Fernandes, la presidente de Sebastiana, la Asociación Independiente de las comparsas de Carnaval de calle de Río. 

"Hasta 2016, el Carnaval era completamente ilegal y nadie pedía autorización para nada”, afirmó Rodrigo Rezende, presidente de la liga carnavalesca Zé Pereira. “Tras la aprobación de la norma, las comparsas se dispusieron a informar cuándo y dónde salían, el número estimados de carnavaleros, etc. Para 2019, se exige un lote de documentos". 

La exigencia del atestado o prohibición de los cortejos fue "una imposición de la Riotur", agencia municipal de turismo que depende de la alcaldía de Marcelo Crivella (PRB-RJ). 

Según las alegaciones, las comparsas afectadas suelen reunir a un público de 6 millones de personas y algunas llegan a tener 30 años de tradición. 

La Policía Militar afirmó que sigue el decreto 44.617, de 2014, que ordena que la PM, la Policía Civil y el Cuerpo de Bomberos tienen que dar su aval para la celebración de eventos que promueven concentraciones de personas. 

Por su parte, la RioTur se defiende diciendo que no tiene nada que ver con el problema entre comparsas y PM.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA
Lea el artículo original