Los escritores de Instagram seducen a los editores con textos para motivar y viralizar

Con millones de seguidores, editores, marcas y lectores se rinden ante sus cuentos y poemas diseñados para circular por la red

Bruno Molinero
São Paulo

Así como un teléfono celular ya no es solo para llamadas telefónicas, las historias cortas y los poemas ya no se escriben solo para ser leídos. Tienen que llevar consigo 'like', comentarios, etiquetas de amigos y seguidores.

Lo mismo ocurre con los escritores que se despiden de un mundo donde la única preocupación creativa es la hoja en blanco. Ahora tienen que analizar las métricas on line, calcular el alcance y estudiar cómo impulsar la interacción y aumentar el número de seguidores.

Los escritores de Instagram seducen a los editores con texto y pueden salvar la industria del libro (foto Gabriel Cabral/Folhapress)

Con éxito en las redes sociales, donde movilizan a cientos de miles de fans con textos cortos, a menudo sentimentales y motivadores, los autores de Instagram, cada vez más, hacen brillar los ojos de los editores y salivar sus bolsillos.

La cuenta es fácil. Si pueden convertir el 5% de los seguidores en compradores, ya tendrán un éxito de ventas en sus manos (en Brasil, un título que vende 3.000 copias ya está en este grupo).

En el caso de Akapoeta, pseudónimo de João Doederlein, que cuenta con 1,1 millones de seguidores, se conseguiría vender 11.000 ejemplares si apenas el 1% de sus fans adquiriera sus títulos.

En un mercado constantemente en ruinas, que fue salvado por los libros para colorear y luego se aferró a los youtubers como si de un flotador se tratase para evitar hundirse, la apuesta por los autores de Instagram parece tener aún más sentido, ya que estos cuentan con una base de lectores dispuestos a consumir literatura. 

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original