Itamaraty y el Ministerio de Economía disputan negociaciones comerciales

Diplomáticos temen que, después de la reforma, el superministerio asuma el liderazgo en la discusión de acuerdos

Patrícia Campos Mello
São Paulo

La alta cúpula del Itamaraty está preocupada por la posibilidad de que el Ministerio de Economía se quede con parte de las competencias en relación a las negociaciones comerciales de los diplomáticos.

Las desavenencias comenzaron con la redacción de la Medida Provisional que promovió la reforma ministerial, el 1 de enero. De acuerdo con esta, el superministerio de Paulo Guedes tendría competencias sobre  "negociaciones económicas y financieras con gobiernos, organismos multilaterales y agencias gubernamentales".

El ministro Ernesto Araújo (derecho) participa en la reunión del Grupo de Lima - REUTERS

Según la legislación anterior, de 2013, el papel de la antigua cartera de Hacienda  se reducía a "participar en las discusiones y negociaciones económicas y financieras con otros países y en foros".

Tanto la cartera de Economía como el Ministerio de las Relaciones Exteriores, según la reforma ministerial, tendrán "participarán en negociaciones comerciales, económicas, financieras, técnicas y culturales con estados extranjeros y organizaciones internacionales, junto a los demás órganos competentes".

Para los diplomáticos, la sutileza del cambio de texto de la legislación, que prevé no sólo la participación, sino la competencia para negociaciones económicas y financieras con gobiernos extranjeros, abre camino a que el Ministerio de Economía acabe asumiendo el liderazgo en las negociaciones comerciales y económicas.

El cambio generó confusión y la cúpula de Itamaraty estaría planeando realizar un cambio en su nuevo organigrama para incluir un departamento de negociaciones comerciales dentro de la Secretaría de Política Exterior y Comercial, que será encabezado por el embajador Norberto Moretti.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original