PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

11h09

Bovespa

-0,58% 124.836

16h43

Oro

0,00% 117

11h10

Dólar

-0,25% 5,1561

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Programe un fin de semana para conocer Petrópolis, sitio de veraneo de la familia imperial brasileña

13/12/2013 - 12h56

Publicidad

LIVIA SCATENA
ENVIADA ESPECIAL A PETRÓPOLIS

Muy cerca de Río de Janeiro (a 68 kilómetros), Petrópolis ya fue la capital de veraneo del país. Era allí donde Don Pedro II y su corte pasaban los meses más calurosos del año, para escapar del calor de Río, entonces capital de Brasil.

¿Le gustaría imitar a la familia real? La temporada baja en Petrópolis, la ciudad sin playas, termina en abril y en esa época pueden encontrarse hoteles a buenos precios. Lea a continuación algunos consejos para disfrutar Petrópolis al máximo.

SÁBADO 10 horas

Jarras, tazas, vasos, platos y objetos de decoración están entre los productos fabricados en Cerámica Luiz Salvador, casa fundada en 1952 y ubicada hasta hoy en la ruta Unión e Industria 10.588. El local, que queda en el distrito de Itaipava, está decorado con utensilios para la casa, todos pintados a mano.

Se puede comprar, por ejemplo, una taza por siete dólares, una azucarera por 22 dólares y una frutera por 93 dólares.

12.30 horas

Saliendo del local, una buena opción es dirigirse al Hortomercado (ruta Unión e Industria 9500) en Itaipava, en el camino hacia el centro de Petrópolis. El tradicional bar del lugar ofrece, además de varias opciones de cachaça, cervezas y los pasteles más buscados en la región (el de queso cuesta 1,30 dólares y el de carne, 1,70 dólares). Una recomendación: lleve dinero en efectivo, porque el lugar no acepta tarjetas.

Muchos de los 36 puestos del mercado venden productos orgánicos (el número 8, por ejemplo, vende dulces y galletas artesanales). Abre los viernes, de 9 a 18; los sábados de 8 a 18 y los domingos de 8 a 13.

14 horas

En el centro, una buena opción para almorzar es la Casa del Alemán (Casa do Alemão: casadoalemao.com.br ) en la calle 16 de Março. El lugar es pequeño, pero vale la pena esperar y poder probar la croqueta de carne (2 dólares) y el sándwich de chorizo (3,90 dólares).

15 horas

El Museo de Cera de Petrópolis es el primero en su tipo en Brasil y fue abierto hace dos años. El caserón de la calle Barão do Amazonas, 35, alberga como figuras destacadas, y en tamaño real, a Don Pedro II y al cantante Gilberto Gil. El museo abre de martes a domingo, de 10 a 17, y la entrada cuesta 8,50 dólares.

Cerca de ahí está ubicada la casa de Santos Dumont (calle del Encanto, 22), hoy transformada en museo. Los objetos, libros y la ducha de agua caliente inventada por él están en exposición. Las escaleras fueron proyectadas para un ambiente muy pequeño, cerca de un morro. Abre de martes a domingo, de 9.30 a 17 (entrada, dos dólares).

17.30 horas

También en el centro, en la calle Alfredo Pachá, s/nº, se encuentra el Palacio de Cristal. Fue inaugurado en 1884 y está inspirado en los palacios homónimos de Londres y Porto. Su estructura, premoldeada en Francia, fue encomendada por el conde d'Eu, marido de la princesa Isabel. En el palacio se realizan en la actualidad shows y eventos culturales.

19 horas

Termine el día con un paseo que es muy exitoso entre los amantes de la cerveza. El museo de la Bohemia (calle Alfredo Pachá, 166) posee estaciones interactivas en donde es posible aprender sobre los estilos cerveceros. La entrada cuesta poco más de 8 dólares e incluye dos degustaciones de cerveza. Aproveche para cenar en el lugar: el restaurante tiene opciones como calamar frito con hongos por 10 dólares.

DOMINGO, 11 horas

Visite el Museo Imperial (calle de la Emperatriz, 220), casa de verano de Don Pedro II.

Entre los ítems de la colección se encuentra la corona del emperador y la pluma con la cual la princesa Isabel firmó la Ley Áurea en 1888. Para entrar, el turista debe usar pantuflas para preservar el piso, original del siglo XIX. La entrada cuesta 3,40 dólares y el museo está abierto de martes a domingo, de 11 a 18.

13 horas

Guárdese un tiempo para almorzar en el restaurante Emperatriz Leopoldina, en el hotel Solar del Imperio (avenida Koeler 376), un imponente caserón de 1875 que se transformó en un hotel hace ocho años. El bacalao con papas es una buena opción para pedir y cuesta 28 dólares.

Después visite el Palacio Río Negro, que se ubica en la misma avenida, en el número 255. El lugar fue la casa de verano de los presidentes hasta el gobierno de Costa e Silva (1967-69). La entrada es gratuita.

15 horas

A 1,5 kilómetros de allí está la Casa del Barón de Mauá (plaza de la Confluencia número 3). Es de 1857, tiene un estilo neoclásico y solo puede visitarse la parte de afuera.

17 horas

En el Sesc Quitandinha (avenida Joaquim Rolla número 2) es posible hacer una visita guiada al palacio homónimo (4,20 reales), proyectado en 1944 para ser el casino más grande de América latina.

La periodista viajó invitada por la municipalidad de Petrópolis

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar