Militares intentan contener la repercusión del enfrentamiento entre el vicepresidente y los Bolsonaro

A pesar de los esfuerzos del Planalto, Carlos vuelve a atacar a Mourão, sin reparos por parte del padre

São Paulo y Brasília

Militares del Palacio del Planalto trabajan para intentar amenizar la repercusión negativa provocada por las desavenencias entre la familia del presidente Bolsonaro y su vicepresidente, Hamilton Mourão.

Los constantes enfrentamientos entre Mourão y Bolsonaro en diversos asuntos y la actitud del presidente de no frenar las especulaciones sobre los intereses del vice han amargado aún más la relación.

El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourão. (Photo by Sergio LIMA / AFP) ORG XMIT: SLI - AFP

Fuentes cercanas al Planalto mantienen que Mourão, desde la transición, ha cometido algunos excesos, no precisamente por emitir su opinión, que es un rasgo de su personalidad, sino por insistir en su protagonismo en momentos que exigían lo contrario.

Las nuevas y más incisivas críticas a Mourão manifestadas por Carlos Bolsonaro, hijo del presidente y concejal por el PSC-RJ, la noche del lunes (22), reabrieron la crisis que el núcleo militar del Gobierno  ya contaba como superada.

El problema, según los generales que actúan como “bomberos” de la crisis, es que Jair Bolsonaro se negó a incluir al hijo en la reprimenda dada al escritor Olavo de Carvalho -el gurú que se autocalifica como ideólogo del bolsonarismo.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original

THAIS BILENKY , IGOR GIELOW , Talita Fernandes y GUSTAVO URIBE