El director del Inpe será destituido tras las críticas del Gobierno de Brasil a los datos sobre deforestación

El órgano es criticado y cuestionado desde hace dos semanas por el ejecutivo

Danielle Brant Phillippe Watanabe
Brasília y São Paulo

El ministro Marcos Pontes (Ciencia y Tecnología) decidió destituir el viernes (2) al director del Inpe (Instituto Nacional de Investigación Espacial), Ricardo Galvão, tras  las críticas a los datos sobre deforestación que son considerados sensacionalistas por el gobierno.

Según Galvão, la razón de su destitución se debe a que su discurso sobre el presidente Jair Bolsonaro (PSL) provocó una situación comprometedora. Y es que el día 20, Galvão declaró en una entrevista que "[Bolsonaro] se comporta como si estuviera en una taberna. Es decir, vertió acusaciones infundadas sobre personas del más alto nivel de la ciencia brasileña, no solo a mí, sino a muchas otras personas".

0
Ricardo Galvão, director del Inpe (Instituto Nacional de Investigación Espacial) - Rodolfo Moreira/Futura Press/Folhapress

“Dada la forma cómo hablé del presidente ha creado una situación difícil que es insostenible. Entonces seré destituido”, dijo el director el viernes y añadió que está de acuerdo con su reemplazo.

A pesar de tener un período de cuatro años, con un plazo que finalizará a finales del próximo año, dijo que en los estatutos del instituto está explícito que el ministro puede, ante una situación de pérdida de confianza, reemplazar al director.

Asimismo, dijo que había recomendado a una persona para ocupar su lugar con el objetivo de continuar su línea de acción al frente del ente, pero no reveló su nombre, ya que es responsabilidad del ministro elegir al nuevo director del Inpe.

La renuncia se produce después de las reiteradas críticas del presidente Jair Bolsonaro y el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, al instituto durante las últimas dos semanas, por los datos que muestran una alta deforestación.

El 19 de julio, en el desayuno con periodistas extranjeros, Bolsonaro cuestionó los números de la tala. "Con toda la devastación que nos acusan de hacer y de haber hecho en el pasado, la Amazonia ya se habría desintegrado”, dijo. “Por supuesto que hablaré con el presidente del Inpe. [Son] Asuntos repetidos que solo ayudan a que el nombre de Brasil esté mal visto en el extranjero ”, declaró más tarde ese día.

El presidente también afirmó que los datos de Inpe no correspondían con la verdad e insinuó que Galvão estaba  "al servicio de alguna ONG".

Por detrás, el ministro Marcos Pontes mostró su apoyo al Inpe y a los datos sobre deforestación. La situación cambió después de que publicara, en una red social, una declaración en la que afirmaba tener la misma "sospecha" que Bolsonaro con respecto a los datos de deforestación.

E insistió: tras la reunión anual SBPC (Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia) en Campo Grande, Pontes defendió las restricciones a la publicación de los datos.

La información sobre deforestación recogida por el Inpe- tanto del Deter, utilizada para alertar a las autoridades de una posible deforestación, como del Prodes, que mide la deforestación anual- es pública y se puede consultar a través del portal TerraBrasilis del Inpe.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original