"Es indecente usar un ataúd como plataforma política", dice el gobernador de Río sobre la muerte de Ágatha

Para Witzel, el asesinato de un niño no puede usarse para impedir la aprobación de la exclusión del delito

Ana Luiza Albuquerque
Rio de Janeiro

Durante la primera entrevista después de la muerte de la niña Ágatha Vitória Sales Félix, de 8 años, el gobernador Wilson Witzel (PSC) declaró que el caso no puede usarse como una "plataforma electoral" o para obstruir los votos importantes para la aprobación del paquete antiterrorista del ministro de Justicia, Sergio Moro.

Asimismo, Witzel dijo que su administración prefiere trabajar en silencio para ayudar a las víctimas. "Le pregunté, 'Mayor Fabiana [secretaria de Victimización y Asistencia para Discapacitados], no convierta el ataúd de una víctima de violencia en una plataforma política'. Y especialmente para evitar que eso suceda, creamos este departamento. Para impedir que los ataúdes se utilicen como plataforma. Es indecente usar un ataúd como plataforma, especialmente cuando se trata de un menor".

Además, aseguró que habló con Moro durante el fin de semana y defendió la aprobación de la exclusión del acto ilícito. Witzel también culpó al tráfico de drogas y a sus consumidores por la muerte de la pequeña y nuevamente defendió la política de seguridad de su gobierno. "En ningún momento he aflojado el discurso con nadie. No tengo estima por ningún criminal, ni con insignia ni con uniforme. La ley vale para todos".

El gobernador de Río Wilson Witzel. (Photo by MAURO PIMENTEL / AFP) - AFP

En otro momento de la entrevista, nuevamente negó ser selectivo. "Decir que estamos protegiendo a alguien, lo siento, pero no tenemos amigos criminales”.

El gobernador aseguró que todas las investigaciones están en curso. "No hay ni una investigación parada. Con respecto al testimonio de las armas, el testimonio de la policía, estoy seguro de que el jefe de homicidios se está ocupando de ello de cómo debe ser".

El caso de Ágatha, en opinión del gobernador de Río, está siendo utilizado políticamente por los opositores. "La oposición lo está convirtiendo en mitín".

"Lamento profundamente la pérdida, mi sentimiento es el sentimiento de un padre,  yo tengo una hija de nueve años". Y añadió que lo siente por su madre que ya no verá más a su niña. "¿Creéis que no pienso en ello? No soy un desalmado, soy un tipo con sentimientos".

No obstante, Witzel afirmó que la muerte no es una razón para "detener el Estado". "El Estado tiene que seguir, hay que sacar fuerzas para trabajar, todos tenemos que reunir fuerzas para trabajar".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original