El gobierno de Brasil baraja abandonar su reforma administrativa

El plan es utilizar proyectos que ya están en el Parlamento

Fábio Pupo Julia Chaib
Brasília

El gobierno de Brasil comenzó a barajar la posibilidad de desistir de enviar su propio proyecto de reforma administrativa al Parlamento. En este figurarían nuevas reglas de verano, contratación y planes de carrera. La idea fue mal recibida por el presidente de la Cámara de los Diputados, Rodrigo Maia (DEM-RJ).

El plan que proponen es dejar a un lado una PEC (una propuesta de enmienda a la Constitución) de  autoría del Ejecutivo y aprovechar las medidas que ya están en trámite. A partir de ahí, solo se enviarían sugerencias al Congreso.

Ministro de Economía, Paulo Guedes. Credito Divulgacao ME

El equipo de Paulo Guedes (Economía) ha estado trabajando en el texto durante meses, que prevé cambios más profundos sobre todo para los nuevos funcionarios públicos. Este equipo insiste en que las medidas sean enviadas por el Ejecutivo.

Pero la resistencia estaría en el núcleo político del Palacio de Planalto, de cara a las próximas elecciones. El líder del Gobierno en el Senado dijo que estaba estudiando formas de simplificar los procesos, pero que ante la reacción de Maia, el Ejecutivo debe presentar su propio proyecto.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original